ESTUDIOS BIBLICOS APOSTÓLICOS
IGLESIA APOSTOLICA UNICISTA DE CHILE  
  Home
  DOCTRINA APOSTÓLICA
  DIOS ES UNO
  JESÚS ES DIOS
  BAUTIZMO
  LA TRINIDAD UN CONCEPTO ERRADO
  60 PREGUNTAS
  Por Dentro y por Fuera









LA TRINIDAD UN CONCEPTO ERRADO

 

LA TRINIDAD SOLO UN CONCEPTO ERRADO DE DIOS 

 En el capítulo anterior, tratamos de dar una presentación honesta de la doctrina de la trinidad y un relato objetivo de su desarrollo histórico. También hablamos de algunos problemas inherentes en aquella doctrina. Concluimos que el trinitarismo usa términos extrabíblicos y que logró su predominio y fórmula actual en el cuarto siglo. A pesar de esto, uno puede preguntarse si el trinitarismo es al menos compatible con la Biblia. En este capítulo afirmamos que la doctrina de la trinidad está en conflicto con la doctrina bíblica de un solo Dios.
 Terminología Extrabíblica
 
Como se habló en el Capítulo 11, la terminología del trinitarismo no es bíblica. La Biblia no menciona la palabra trinidad ni hace mención de la palabra personas en referencia a Dios. La Biblia ni siquiera liga de alguna forma significativa las palabras persona y tres con Dios. 
La terminología extrabíblica de por sí, no significa que una doctrina descrita por ella es necesariamente falsa, pero sí deja una duda considerable sobre la materia. Esto es especialmente cierto cuando la terminología extrabíblica no es meramente un sustituto de la terminología bíblica, sino que por el contrario enseña conceptos nuevos. En breve, la terminología extrabíblica es peligrosa si conduce a formas de pensar extrabíblicas y eventualmente a doctrinas extrabíblicas. El trinitarismo indudablemente tiene aquel problema. 
Persona y Personas 

Designar a como una persona no le hace justicia. La palabra persona implica la existencia de un ser humano con una personalidad humana — un individuo con cuerpo, alma, y espíritu. De esa manera, nosotros limitamos nuestro concepto de Dios si lo describimos como una persona. Por esa razón, este libro nunca ha dicho que hay una persona en la Deidad o que Dios es una persona. Más bien, nosotros hemos dicho que Jesucristo es una persona, porque Jesús era Dios manifestado en carne como una persona humana.
Designar a Dios como una pluralidad de personas viola aun más el concepto bíblico de Dios. No importa lo que personas significaba en la historia antigua de la iglesia, hoy la palabra implica definitivamente una pluralidad de individuos, personalidades, mentes, voluntades y cuerpos. Tal como hemos mostrado, aun en la historia antigua de la iglesia la gran mayoría de los creyentes la veían como un desvío del monoteísmo bíblico.
 Tres
 
El uso del número tres con relación a Dios también es peligroso. Si se usa para designar distinciones eternas en Dios, conduce al triteísmo, que es un tipo de politeísmo. Si se usa únicamente para designar los papeles o las manifestaciones que Dios tiene, limita la actividad de Dios en una forma no hallada en las Escrituras. Dios se ha manifestado a sí mismo en numerosas maneras y nosotros no podemos siquiera limitarlas a tres. (Véase el Capítulo 6) El uso del tres va en contra del énfasis claro que ambos testamentos ponen sobre el número uno con relación a Dios.
 El Triteísmo
 
A pesar de las protestas de los trinitarios, su doctrina inevitablemente conduce a una forma práctica de triteísmo (Véase el Capítulo 11). Los judíos y los musulmanes se han dado cuenta de esto, porque esta es una de las razones por las cuales ellos han rechazado tan vigorosamente al cristianismo tradicional. A través de la historia, muchos cristianos también han reconocido este problema. Como resultado, algunos han rechazado el trinitarismo en favor de la doctrina de la Unicidad (Véase el Capítulo 10). Otros han visto los errores del trinitarismo, pero en un intento de conservar la unicidad de Dios, han caído en un error mayor que es el de negar la Deidad de Jesucristo (por ejemplo, los unitarios y los Testigos de Jehová). En breve, el trinitarismo enfatiza el tres en Dios mientras que la Biblia enfatiza la unicidad de Dios (Véase el Capitulo1).
 
Un Misterio

 
 Ciertamente nuestras mentes finitas no pueden comprender todo lo que se debe saber acerca de Dios, pero podemos comprender la sencilla verdad de que hay un solo Dios. Dios puede trascender la lógica humana, pero El nunca contradice la lógica verdadera, ni tampoco El es ilógico. En la Biblia, El enfatiza tan fuertemente su Unicidad, que ha disipado cualquier misterio o turbación posible sobre este punto.
 La Biblia nunca dice que la Deidad es un misterio no revelado o que la cuestión de una pluralidad en la Deidad es un misterio. En cambio, afirma en los términos más fuertes que Dios es uno. Entonces ¿Por qué se debe recurrir a una explicación de que la Deidad es un misterio incomprensible a fin de proteger una doctrina hecha por los hombres y que usa una terminología extrabíblica, cuando las Escrituras claramente nos dan un mensaje sencillo e inequívoco de que Dios es absolutamente uno? Es un agravio afirmar que la Deidad es un misterio cuando la Biblia afirma claramente que Dios nos ha dado a conocer el misterio. (Véase el Capítulo 4).

La Deidad de Jesucristo
 
El trinitarismo afirma la deidad de Cristo. Sin embargo, quita valor a la plenitud de la Deidad de Cristo tal como la describe la Biblia. Como materia práctica, el trinitarismo niega que la plenitud de la Deidad está en Jesús porque niega que Jesús es el Padre y el Espíritu Santo. (Véase el Capítulo11). Así, no exalta suficientemente el nombre y la persona de Jesús ni le da el reconocimiento pleno que le da la Biblia.

 Contradicciones

 
 A continuación, hemos compilado una lista de otras contradicciones y de los problemas asociados con el trinitarismo. Esta no es una lista exhaustiva, pero sí da una idea de cuánto se ha apartado aquella doctrina de la Biblia.
 1. ¿Tuvo Jesucristo dos padres? El Padre es el Padre del Hijo (1. Juan 1:3), pero el niño que nació de María fue engendrado por el Espíritu Santo (Mateo 1:18, 20; Lucas 1:35). ¿Cuál de ellos es el verdadero padre? Algunos trinitarios dicen que el Espíritu Santo era meramente el agente del Padre en el proceso de la concepción — un proceso que ellos comparan a la inseminación artificial. [1]
 
2. ¿Cuántos Espíritus hay? Dios Padre es Espíritu (Juan 4:24), el Señor Jesús es Espíritu (2. Corintios 3:17), y el Espíritu Santo es por definición un Espíritu. Sin embargo, hay un solo Espíritu (1. Corintios 12:13; Efesios 4:4).
 3. Si el Padre y el Hijo son personas coiguales, ¿por qué oró Jesús al Padre? (Mateo 11:25). ¿Puede Dios orar a Dios?
 4. De igual modo, ¿Por qué el Hijo no puede saber tanto como el Padre? (Mateo 24:36; Marcos 13:32).
 5. De igual modo, ¿Cómo puede ser que el Hijo no tenga poder si el Padre no se lo da? (Juan 5:19, 30; 6:38).
 6. De igual modo, ¿qué de los otros versículos de Escritura que indican la desigualdad entre el Hijo y el Padre? (Juan 8:42; 14:28; 1. Corintios 11:3).
 7. ¿Murió “Dios Hijo”? La Biblia dice el Hijo murió (Romanos 5:10). Si es así, ¿puede morir Dios? ¿Puede morir una parte de Dios?
 8. ¿Cómo puede haber un Hijo eterno cuando la Biblia habla del Hijo engendrado, indicando claramente que el Hijo tuvo un comienzo? (Juan 3:16; Hebreos 1:5-6).
 9. Si el Hijo es eterno y si El existía cuando se hizo la creación, ¿quién era entonces su madre? Sabemos que el Hijo nació de una mujer (Gálatas 4:4).
 10. ¿Renunció “Dios Hijo” a su omnipresencia mientras que estuvo en la tierra? Si es así, ¿cómo podría El todavía ser Dios?
 11. ¿Si el Hijo es eterno e inmutable (invariable), ¿cómo puede el reino del Hijo tener un fin? (1. Corintios 15:24-28).
 12. Si al responder a las preguntas 3 a 11 decimos que solo el Hijo humano de Dios fue limitado en conocimiento y en poder, y que El murió, entonces ¿cómo podemos hablar de “Dios Hijo”? ¿Existen dos Hijos?
 13. ¿A quién adoramos y a quién oramos? Jesús dijo que debemos adorar al Padre (Juan 4:21-24), pero Esteban oró a Jesús (Hechos 7:59-60).
 14. ¿Puede haber más de tres personas en la Deidad? Ciertamente el Antiguo Testamento no enseña a tres personas sino que enfatiza la Unicidad. Si el Nuevo Testamento agrega al mensaje del Antiguo Testamento y enseña a tres personas, entonces ¿qué nos puede prevenir para evitar ciertas revelaciones subsiguientes de personas adicionales? Si aplicáramos esa misma lógica, podríamos interpretar algunos versículos de la Escritura como una referencia a seis personas adicionales (Apocalipsis 3:1; 5:6).
 15. ¿Hay tres Espíritus en el corazón de un cristiano? El Padre, Jesús, y el Espíritu todos moran dentro de un Cristiano (Juan 14:17, 23; Romanos 8:9; Efesios 3:14- 17). Pero hay un solo Espíritu (1. Corintios 12:13; Efesios 4:4).
 16. Hay un solo trono en el cielo (Apocalipsis 4:2). ¿Quién se sienta sobre él? Sabemos que Jesús se sienta allí (Apocalipsis 1:8, 18; 4:8). ¿Dónde se sientan el Padre y el Espíritu Santo?
 17. Si Jesús se sienta en el trono, ¿cómo puede sentarse a la diestra de Dios? (Marcos 16:19). ¿Se sienta o se para a la diestra de Dios? (Hechos 7:55), o ¿está El en el seno del Padre? (Juan 1:18).
 18. ¿Está Jesús en la Deidad? o ¿la Deidad está en Jesús? Colosenses 2:9 dice que la Deidad está en Jesús.
 19. A la luz de Mateo 28:19, ¿por qué los apóstoles siempre bautizaban tanto a los judíos como a los gentiles en el nombre de Jesús, aún cuando los bautizaban de nuevo? (Hechos 2:38; 8:16; 10:48; 19:5; 22:16; 1. Corintios 1:13).
 20. ¿Quien levantó a Jesús de la muerte? ¿El Padre (Efesios 1:20)? o ¿Jesús (Juan 2:19-21)? o ¿el Espíritu (Romanos 8:11)?
 21. Si el Hijo y el Espíritu Santo son personas coiguales en la Deidad, ¿por qué no es perdonable la blasfemia contra el Espíritu Santo pero sí es perdonable la blasfemia contra el Hijo? (Lucas 12:10).
 22. Si el Espíritu Santo es un miembro coigual de la trinidad, ¿por qué la Biblia habla siempre de El como enviado del Padre o de Jesús? (Juan 14:26; 15:26).
 23. ¿Sabe el Padre algo que el Espíritu Santo no sabe? Si así es, ¿como pueden ellos ser coiguales? Solo el Padre sabe el día y la hora de la segunda venida de Cristo (Marcos 13:32).
 24. ¿Estableció la trinidad el Antiguo y el Nuevo Pacto? Sabemos que Jehová lo hizo (Jeremías 31:31-34; Hebreos 8:7-13). Si Jehová es una trinidad, entonces el Padre, el Hijo, y el Espíritu todos tenían que morir para hacer eficaz el nuevo pacto (Hebreos 9:16-17).
 25. Si el Espíritu procede del Padre, ¿es el Espíritu también un hijo del Padre? Si no, ¿por qué no?
 26. Si el Espíritu procede del Hijo, ¿es el Espíritu nieto del Padre? Si no, ¿por qué no?

 Evaluación del Trinitarismo
 
Nosotros creemos que el trinitarismo no es una doctrina bíblica y que contradice a la Biblia en muchas maneras. Las Escrituras no enseñan una trinidad de personas. La doctrina de la trinidad usa una terminología que no es usada en la Escritura. Enseña y enfatiza la pluralidad en la Deidad mientras que la Biblia enfatiza la Unicidad de Dios. Quita valor a la plenitud de la Deidad de Jesucristo. Contradice muchos versículos específicos de la Escritura. No es lógica. Nadie puede comprenderla ni explicarla racionalmente, ni siquiera los que la defienden. En breve, el trinitarismo es una doctrina que no pertenece al cristianismo. 

 La Doctrina de la Trinidad Contrastada con la Unicidad
 
Para poder comprender claramente cómo es que el trinitarismo difiere de la enseñanza bíblica acerca de la Deidad, hemos preparado una lista contrastante. El lado izquierdo enumera las enseñanzas esenciales del trinitarismo. La lista a la derecha enumera las enseñanzas del monoteísmo, es decir, la Unicidad cristiana. Nosotros creemos que el lado derecho refleja las enseñanzas de la Biblia, y éste es el sistema de creencia que nosotros hemos tratado de presentar a lo largo del libro.
 
 
Trinitarismo
Unicidad
1
Hay tres personas en un Dios. Es decir hay tres distinciones esenciales en la naturaleza de Dios. Dios es la Santísima Trinidad.
Hay un Dios sin ninguna división esencial en su naturaleza. Él no es una pluralidad de personas, pero Él si tiene una pluralidad de manifestaciones, papeles, títulos, atributos, o relaciones para tratar con el hombre. Además, estas manifestaciones no están limitadas a tres.
 
2
El padre, el Hijo, y el Espíritu Santo son las tres personas en la Deidad. Ellas son personas distintas, y además son iguales, co-eternas y co-sustanciales. Sin embargo, Dios el Padre es en algún sentido el jefe de la Trinidad, y el Hijo y el Espíritu provienen de Él en algún sentido.
El padre, el Hijo, y el Espíritu Santo son designaciones diferentes para el único Dios. Dios es el Padre. Dios es el Espíritu Santo. El Hijo es Dios manifestado en carne. El término El Hijo siempre debe ligarse a la Encarnación y a la Deidad pero sin apartarse de la humanidad.
3
Jesucristo es la encarnación de Dios el Hijo. Jesús no es ni el Padre ni el Espíritu Santo.
Jesucristo es el Hijo de Dios. Él es la encarnación de la plenitud de Dios. En cuanto a su Deidad, Jesús es el Padre y el Espíritu Santo.
4
El Hijo es eterno. Dios el Hijo ha existido desde toda la eternidad. El Hijo es eternamente engendrado por el Padre.
El Hijo es engendrado, no eterno. El Hijo de Dios existió desde toda la eternidad sólo como un plan en la mente de Dios. El Hijo de Dios entró en existencia real (sustancial) en la Encarnación, en el preciso momento en que el Hijo fue concebido (engendrado) por el Espíritu de Dios.
5
El Verbo de Juan 1 (el Logos) es la segunda persona en la Deidad, específicamente Dios el Hijo.
El Verbo de Juan 1 (el Logos) no es una persona distinta, sino que es el pensamiento, el plan, la actividad, o la expresión de Dios. La Palabra fue expresada en carne como el Hijo de Dios.
6
Jesús es el nombre humano dado a Dios el Hijo al haberse manifestado en carne.
Jesús (significa Jehová - Salvador) es el nombre de Dios que se ha revelado en el Nuevo Testamento. Jesús es el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo.
7
El bautismo en agua es correctamente administrado al decir "en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo".
El bautismo en agua es correctamente administrado al decir "en el nombre de Jesús". El nombre de Jesús por lo general se acompaña con los títulos de Señor, Cristo, o ambos.
 
8
Nosotros veremos a la Trinidad o al Dios Triuno en el cielo. (Muchos trinitarios afirman que veremos tres cuerpos, lo que sería  un rotundo triteísmo. Otros dejan abierta la posibilidad de que veremos a un solo ser Espiritual con un solo cuerpo. La mayoría de los trinitarios no saben lo que ellos creen al respecto, y lo confiesan abiertamente [2])
Nosotros veremos a Jesucristo en el cielo. Él es el que está sobre el trono y además Él es el único Dios que veremos.
9
La Deidad es un misterio. Debemos aceptar por la fe el misterio de la Santísima Trinidad a pesar de sus contradicciones evidentes.
La Deidad no es ningún misterio, especialmente a la iglesia. No podemos comprender todo lo que hay que saber sobre Dios, pero la Biblia enseña claramente que Dios es uno en número y que Jesucristo es el único Dios manifestado en carne.
 ¿Qué Cree El Individuo Típico En Las Iglesias?
 
Al inspeccionar los contrastes entre el trinitarismo y la Unicidad, podemos preguntar ¿qué es lo que realmente cree el individuo típico que se denomina cristiano? Por supuesto, la mayoría de las denominaciones cristianas aceptan oficialmente el trinitarismo. Sin embargo, la mayoría de los eruditos trinitarios se distancian cuidadosamente del triteísmo y muchos usan una terminología que suena casi como la Unicidad.
 Muchos miembros de las iglesias no comprenden realmente la doctrina del trinitarismo y de hecho están más cerca de la creencia de la Unicidad. Algunas preguntas que indican una tendencia hacia la Unicidad o una aceptación funcional si se contestan en el afirmativo son:
 1. Normalmente ¿Ora usted directamente a Jesús? Cuando usted ora al Padre, ¿cambia usted a un lenguaje que indica que realmente está usted pensando acerca de Jesús (por ejemplo, usando “Señor,” “en su nombre,” o “Jesús”)?
 2. ¿Espera usted ver a un solo Dios en el cielo, y específicamente a Jesucristo?
 
3. ¿Es correcto decir que usted raramente o nunca, ora directamente al Espíritu Santo como a una persona distinta?
 4. ¿Es la doctrina de la trinidad confusa o misteriosa para usted?
 Basado en las respuestas a estas preguntas y a otras como ellas, creemos que la mayoría de los creyentes en la Biblia, piensan instintivamente en términos de la Unicidad y no en términos trinitarios. Además, parece que cuando alguien recibe el bautismo del Espíritu Santo, instintivamente piensa desde el punto de vista de la Unicidad.
 La mayoría de los católicos y de los protestantes no tienen un concepto muy bien desarrollado acerca de la trinidad, no saben en forma detallada lo que el trinitarismo enseña, y no pueden explicar pasajes bíblicos en términos trinitarios. Hoy en día, hallamos un énfasis fuerte en el trinitarismo y formas sumamente triteísticas del trinitarismo, primariamente en algunos grupos trinitarios pentecostales. La razón evidente para esto, es que ellos se han enfrentado con la doctrina de la Unicidad, la han rechazado a propósito, y consecuentemente han entrado en un trinitarismo radical.
 Una pregunta sencilla ayudará al miembro de una iglesia trinitaria a aclarar sus propias creencias. La pregunta es: “Cuando veamos a Dios en el cielo, ¿qué es lo que veremos?” Si ese creyente contesta que veremos a tres personas con tres cuerpos, entonces él es un trinitario radical. Su respuesta indica un triteísmo pagano, y no el fuerte monoteísmo de la Biblia. (Véase el Capítulo 1). Si él responde que veremos a un solo Dios con un solo cuerpo, entonces él está cerca de la Unicidad. Dada esta respuesta, es fácil demostrar partiendo de Apocalipsis, que el Único al que veremos es realmente Jesucristo, porque en El habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad.

 Conclusión

La Biblia
no enseña la doctrina de la trinidad, y el trinitarismo contradice verdaderamente a la Biblia. Este no agrega ningún beneficio positivo al mensaje Cristiano. Sin la doctrina de la trinidad que fue inventada por el hombre, todavía podemos afirmar la Deidad de Jesús, la humanidad de Jesús, el nacimiento virginal, la muerte, la sepultura y la resurrección de Cristo, la expiación, la justificación por la fe, la autoridad única de la Escritura, y cualquier otra doctrina que sea esencial al verdadero cristianismo. De hecho, nosotros acrecentamos estas doctrinas cuando nos adherimos estrictamente al mensaje bíblico de que Jesús es el único Dios manifestado en carne. La adherencia a la Unicidad no significa una negación de que Dios vino en carne como el Hijo o una negación de que Dios cumple los papeles de Padre y Espíritu Santo. Por otra parte, la doctrina de la trinidad le quita valor a los importantes temas bíblicos de la Unicidad de Dios y la Deidad absoluta de Jesucristo. Por lo tanto, el cristianismo debería dejar de usar la terminología trinitaria y debería volver a poner el énfasis en el mensaje básico de Biblia. La mayoría de los que creen en la Biblia no piensan en términos trinitarios radicales, entonces una transición del trinitarismo no sería muy difícil, por lo menos en un nivel individual.
 Por otro lado, la adherencia estricta a la creencia en la Unicidad trae muchas bendiciones. Pone el énfasis donde se debe poner — sobre la importancia de la terminología bíblica, del pensamiento bíblico, y de los temas bíblicos. Establece al cristianismo como el verdadero heredero del judaísmo y como una creencia verdaderamente monoteísta. Nos recuerda que Dios nuestro Padre y Creador nos amó tanto que El se vistió a sí mismo en carne para venir como nuestro Redentor. Nos recuerda que nosotros podemos recibir a este mismo Creador y Redentor en nuestros corazones por medio de su propio Espíritu.
 La Unicidad magnifica a Jesucristo, exalta su nombre, reconoce quién es El realmente, y reconoce su Deidad plena. Exaltar a Jesús y a su nombre en la predicación y en la adoración trae un movimiento poderoso de su poder por medio de bendiciones, liberaciones, oraciones contestadas, milagros, sanidades, y salvación. Cosas maravillosas suceden cuando alguien predica un mensaje acerca de la Deidad de Jesús, el nombre de Jesús, y la Unicidad de Dios, pero es raro que alguien se inspire con un mensaje acerca de la trinidad.
 Una creencia fuerte en la Unicidad de Dios y en la Deidad absoluta de Jesucristo, es un elemento crucial en la restauración de la iglesia a la verdadera creencia bíblica y al poder apostólico.


 


Biblia / Concordancia / Diccionario Biblico / Biografias / Mapas /


 
   
Publicidad  
   
Iglesia Apostolica Unicista  
 

ein Bild

 
Juventud Apostolica  
  ein Bild  
 
   
Hoy Tuvimos 1 visitantes (1 clics a subpáginas) JESÚS TE BENDIGA ..!!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=